Hucha cerdito con corral y martillo

Disponible
11,95 €
  • Tradicional hucha de barro con forma de cerdito, de un solo uso.
  • Incluye martillo para "abrirla" y un cercado de madera con paja.
  • Medidas: 21 cm x 18 cm x 17 cm.
Facebook icon Twitter icon Pinterest icon

Descripción

Tradicionalmente, la forma típica de ahorrar es guardando el dinero en una hucha de barro con forma de cerdito.

Las huchas clásicas tienen esta forma porque el cerdo ha sido siempre sinónimo de riqueza y abundancia. Las familias pobres en Europa, si podían, reservaban un cerdo para poderlo vender en caso de necesidad, lo que era un símbolo de garantía para el futuro. En España, la matanza del cerdo permitía conservar durante todo el año una importante fuente de reserva de alimentos de origen animal. Esa es la razón por la que el cerdito es símbolo de ahorro y de previsión.

En los tiempos modernos las huchas han evolucionado con múltiples diseños, muchos de ellos con opciones de ser vaciadas una y otra vez. Esta, al igual que las originales, sólo puede vaciarse una vez, porque después queda destrozada: para conseguir el dinero que contiene hay que darle un buen martillazo (con el martillo que viene incluido).

Hasta que llegue ese feliz momento (para el propietario), el cerdito es un divertido elemento decorativo con su simpático corral de madera relleno de paja.